Quiénes Somos:


Chileautos.cl es el portal N° 1 de vehículos en Chile. Ofrece una verdadera respuesta a quienes buscan vehículos nuevos o usados, tanto para los que quieren vender como los que quieren comprar.

Chileautos.cl tiene más de 70.000 autos en oferta y cuenta con más de 100 millones de páginas vistas mensualmente, por lo que es la mejor alternativa para conseguir una venta rápida y eficiente.

Historia:

Chileautos es el sitio de compra y venta de vehículos más visitado de Chile, que comenzó a operar en septiembre de 1999, cuando aún muchos de los chilenos desconocían el uso y potencialidades de Internet.

Durante los primeros años, los socios de Chileautos se dedicaron a generar una plataforma tecnológica sólida, capaz de soportar los avisos y sus fotografías, así como los cientos y posteriormente miles de visitas que comenzaron a tener diariamente.

Con constancia y perseverancia, las automotoras creyeron en este proyecto, colocando sus vehículos a la venta también a través del portal, lo cual le daría el impulso a Chileautos para hacer crecer el equipo de trabajo y desarrollar una plataforma cada vez más robusta.

Luego de 15 años de funcionamiento y cuando ya tenían el liderazgo del mercado de la venta de autos usados por internet, el portal australiano y listado en la bolsa, carsales, compró el 83% de Chileautos.cl, convirtiéndose en socios mayoritarios.

Actualmente, Chileautos SpA cuenta en sus registros con más de 70 mil vehículos –motos, automóviles, camiones, minibuses y vehículos náuticos, entre otros–, más de 1200 concesionarios y automotoras, y más de 500 marcas de vehículos distintas.

Uno de los beneficios inmediatos que trajo esta operación, fue la transferencia tecnológica, pues ahora Chileautos cuenta con una mayor sofisticación en sus procesos, lo que permite entregar un mejor servicio a todos sus usuarios. A ello lo acompañó un cambio de imagen en el sitio web, que refleja un portal mucho más moderno, eficiente y amigable.

Visitas:

Chileautos.cl ha tenido un crecimiento vertiginoso, principalmente debido a la gran utilidad que presta su servicio para quienes buscan vehículos nuevos y usados.

Tienen en promedio más de 230.000 visitas diarias, que abren más de 3 millones de páginas diarias (aproximadamente 100 millones mensuales). Estas cifran lo sitúan como el sitio de autos más visitado de Chile, convirtiéndose en una verdadera respuesta comercial, pues le evita al usuario recorrer gran cantidad de compraventas o ir a vehículos particulares, de tal forma que desde la comodidad de su hogar u oficina, puede revisar toda la oferta disponible, e ir directamente a comprar su vehículo nuevo o usado.

En Chileautos.cl ya se han mostrado más de 4.000.000.000 páginas, cifra que se espera duplicar en los próximos meses.

Servicios:

Chileautos.cl no sólo se caracteriza por la facilidad con que aparecen las fotos y las características técnicas de cada vehículo, sino también por ofrecer cotizaciones de autos nuevos.

En efecto, comenzaron a ofrecer el servicio ya común en los Estados Unidos, que consiste en que los usuarios se registran en su sitio Web, pudiendo pedir vía e-mail cotizaciones del auto 0 Km. que deseen comprar a los precios más convenientes del mercado, e informándose de todas las características técnicas y equipamiento disponible. Estas cotizaciones no incorporan ningún costo para los usuarios.

En Chileautos.cl los usuarios también pueden encontrar una guía de precios promedio, que le facilitan conocer el valor comercial de su automóvil en el mercado.

Además, en el portal, los usuarios pueden ingresar una solicitud de crédito para ser contactados por alguna entidad bancaria, así como también solicitudes de seguro automotriz, facilitándole estos trámites que suelen quitar bastante tiempo.

En Chileautos.cl, también encontrarán servicio de ChileInformes, un completo reporte que le permite conocer si el vehículo que quiere comprar tiene prendas, multas impagas, encargo por robo, número de dueños y kilometraje. De esta manera, cualquier persona puede comprar informado, para no pasar posteriormente malos ratos con el auto adquirido.